Relación con tus hijos…..¿ cantidad o calidad?

Mónica Koppel

 

En la constante búsqueda de crecimiento tanto personal como profesional tendemos a desarrollar planes, establecer metas, a soñar con resultados…En muchos casos, nos encontramos en la disyuntiva del enfoque con respecto a los hijos, si les dedicamos el suficiente tiempo o nos llegamos a sentir egoístas por pensar en nosotras….Sin embargo, en muchos casos, lo más importante es calidad más que cantidad, en éste sentido te comparto información que nos apoye a detectar ciertas características en nuestros hijos que nos impulsen a apoyarlos por medio del entorno para que su sensación de convivencia con nosotras sea más positiva y acorde a su energía personal.

 

Con base en la filosofía China conocida como Feng Shui este concepto y su consideración es real.  Es decir, podemos apoyarnos en nuestro entorno para impulsar nuestras metas, obtener resultados y mejorar nuestra vida.   Tanto el Feng Shui como todas las filosofías de origen chino, se fundamentan en el concepto del yin y yang, los dos polos de la energía que son opuestos y se complementan.  En este parámetro se establecen características asociadas con cada uno de éstos polos.

¿ Puede una persona sentirse más identificada con una tendencia yin o con una yang y de igual manera encontrar herramientas que le apoyen a equilibrar su tendencia?

 

 

Un niño de cuerpecito delgado, con medidas proporcionadas, con facciones de ojos grandes y labios gruesos, carita alargada y delgada, manitas de dedos largos y delgados manifiesta características de personalidad yin con naturaleza yin, es muy posible que sus características emocionales sean yin.

 

Un niño de cuerpecito ancho y fornido, con tendencia a estatura baja, con facciones de ojos cercanos y labios delgados, carita redondeada, manitas de dedos cortos y compactas  manifiesta características de personalidad yang con naturaleza yang, es muy posible que sus características emocionales sean yang.

 

CARACTERISTICAS EMOCIONALES

 

YIN                                                    YANG

Relajados                                        confiados

Pacíficos                                          entusiastas

Amables                                          ambiciosos

Sensibles                                          competitivos

Llorones                                           irritables

Inseguros                                         frustración

Depresivos                                      enojones

Tímidos                                             sociables

Callados                                          comunicativos

Silenciosos                                       ruidosos

Pensativos                                       activos

Tranquilos                                        peleoneros

Observadores                                inquietos

Curiosos                                           juguetones

Investigadores                               impulsivos

 

Al observar las actitudes de los niños podemos determinar si están en fases yin o en fases yang.  Cuando el niño tiene comportamiento yin muy marcado lo podemos apoyar con energía yang para balancearlo, y viceversa, es decir, si su comportamiento es yang muy marcado lo podemos apoyar con energía yin para balancear su energía personal y favorecer el equilibrio y estabilidad en sus emociones, actitudes y sentimientos.

 

Algunas herramientas para aplicar este concepto, mencionado con anterioridad, es balancear la energía del niño apoyándonos en las actividades que realicen y su entorno personal.

ACTIVIDADES

 

YIN                                         YANG

Caminata lenta                            box

Natación                                         karate

Tai chi                                               futbol

Yoga                                                tenis

Meditación                                     aerobics

Masaje                                             jogging

Descanso                                        caminata

Ballet                                                 gimnasia

Esquiar

Surfear

Equitación

Danza

Jardinería

 

 

Los niños espirituales, observadores, curiosos y analíticos tienen una naturaleza de tendencia yin, mientras que los niños que son prácticos y realistas manifiestan una tendencia yang.

 

El entorno yin se describe como un espacio de formas curvas y suaves, tonos fríos como azules y verdes, materiales como madera, tapetes, alfombras, pisos de madera, textiles acolchonados y acojinados, tapices de tela o papel, cortinas de tela o gasa, iluminación indirecta.  Es el ambiente ideal para el descanso y la relajación. ¿ Un niño demasiado inquieto, rebelde, agresivo y peleonero?           ¿ hiperkinético? ¿ le cuesta trabajo dormir o concentrarse?  Este es un ambiente favorable para decorar su habitación, contribuirá a balancear su espacio personal y equilibrar su energía reflejándose en cambios positivos de actitudes que beneficiarán al niño.

 

Es importante mencionar que cuando un niño tiene actitudes extremistas está manifestando a nivel inconsciente que algo a su alrededor está alterando su energía y afectando su equilibrio y estabilidad.

 

El entorno yang se define como un espacio de formas y texturas sólidas y firmes, de esquinas y ángulos muy marcados, tonos cálidos como naranjas y amarillos, materiales como mármol, losetas, vidrio, piedra, acero, metal, aluminio, persianas, muros texturizados o lisos, textiles de textura firme y rígida, luz directa, ventanas muy grandes y amplias. ¿ Un niño demasiado tímido, introvertido, pegado a sus padres, inseguro, demasiado sensible, evasivo, flojo, poco comunicativo, miedoso o inestable?

 

Este es un ambiente favorable para decorar su habitación, contribuirá a balancear su espacio personal y equilibrar su energía reflejándose en cambios positivos de actitudes que beneficiarán al niño.